PTP-PCR Regional San Juan
 
PTP-PCR San Juan
PTP-PCR San Juan  
  INICIO
  Edición Impresa
  EDITORIAL
  Elecciones 2013: FRENTE DEL PUEBLO
  Política Nacional
  TRABAJADORES
  => CCC
  => Legislación
  => Mineros
  => Rurales
  => Ceramistas
  => Trabajadores de la Salud
  => T. del vestido
  => Desocupados
  => Docentes
  => Textiles
  => Trabajadores del plástico
  => Docentes Universitarios
  => Estatales
  => Trabajadores Vitivinicolas
  => Videos de la CCC
  => Juventud de la CCC
  => Trabajadores de la alimentación
  => Petroleros
  Opinión
  MINERÍA
  M. Popular
  MUJERES
  Medio Ambiente
  JUVENTUD
  M. Campesino
  CULTURA
  Departamentos
  EDUCACIÓN
  Economía
  Actividades por temas Internacionales
  PCR SAN JUAN
  Deportes
  PUEBLOS ORIGINARIOS
  Soberanía
  SALUD
  Derechos Humanos
  JUSTICIA
  Temas de Historia
  LIBROS
  Correo de lectores
  Canal Youtube PCR San Juan
  Canal Youtube PCR ARGENTINA
  Web PCR Nacional
  Videos
  Música
  HUMOR
  Links
  Libro de visitantes
  Foro
  Contacto
Trabajadores Vitivinicolas

24 de octubre
Trabajadores vitivinícolas

Dejemos de ser el eslabón más débil

 

Si los obreros rurales no nos plantamos por nuestros derechos, SOEVA seguirá defendiendo los intereses patronales, los pequeños y medianos productores vitícolas seguirán sumisos ante un gobierno que mira intencionadamente hacia otro lado y un sector industrial (bodeguero) que impone todas las condiciones del mercado.

Como nos tiene acostumbrados S.O.E.V.A. desde hace 8 años cuando arrancó el proceso inflacionario, este año, a 70 días del inicio de la temporada, todavía no ha convocado a paritarias para negociar el precio de la gamela y el jornal antes de la cosecha.

Todos los años la mesa de discusión paritaria se abre en diciembre o en enero cuando ya arrancó la temporada, y cierra hacia marzo, cuando ya finaliza la vendimia. ¿Quién resulta beneficiario de la negociación a destiempo? La convocatoria inoportuna a la discusión paritaria, beneficia al empleador y perjudica gravemente a los trabajadores, quienes de esta manera ya no están trabajando y pierden la posibilidad de hacer huelga para presionar la negociación.

Los sindicatos que verdaderamente representan los intereses de los trabajadores están atentos a la variación del valor de la canasta alimentaria, a la inflación y a la realidad que deben soportar los trabajadores de su sector, realizando convocatorias a discutir en Paritaria las veces que sea necesario y en tiempo oportuno.

Los empresarios se benefician porque al término de la temporada ya saben el precio de mercado de la producción, si hubo o no perdida por el clima, y de acurdo a eso regulan cuanto le van a dar al obrero.

 

¿Qué es una Paritaria?

Es una comisión conformada por idéntica cantidad de representantes de los trabajadores y empleadores. Cualquiera de las partes puede solicitar al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social la creación de una comisión paritaria, en cuyo caso es obligatoria su constitución. En ellas se tratan diversos temas específicos del sector ej. interpretación de normas del Convenio Colectivo, Conflictos Colectivos, aumento de la remuneración.

 

¿Qué proponemos?

La Corriente Sindical Santos Guayama, en el seno de la CCC-CTA, propone:

- ¡Paritarias ya! Para garantizar un salario mínimo de $5.750 acorde a la canasta básica actual.

- Jornal $230

- Gamela $3,80

- Trabajo rural en blanco.

 - Precio mínimo sostén para el kg de uva y que el Estado garantice la rentabilidad al pequeño productor.

Si con nuestra lucha cambiamos la correlación de fuerzas dejaremos de ser el eslabón más débil de la cadena productiva vitivinícola. Entonces, los pequeños y medianos productores vitícolas, se verán obligados a reclamar al Gobierno y al INV la regulación del precio de la uva, para afrontar sus costos de producción y cosecha, entre los cuales se encuentra el salario del obrero rural.

De este modo, la patronal vitícola dejará su posición sumisa tanto frente al gobierno como al sector industrial (bodeguero). Éste último lo presiona, le paga poco y cuando quiere, lo que repercute de modo directo en las condiciones laborales y salariales del obrero rural.

Exigimos que SOEVA deje de hacer la vista gorda, y de llamar a paritaria fuera de tiempo y que rija en la siguiente vendimia, un salario acorde a la inflación, y que los imponderables climáticos que se pudieran suscitarse no sean pagados por los trabajadores o pequeños productores.


24 de agosto

Reincorporaron a los obreros despedidos en TARANTO

 Crece una joven corriente sindical clasista para frenar la crisis

 

Desde hace más de cuatro meses, casi una veintena de empleados de la empresa Taranto SA, en su división trabajo agrícola, reclaman por sus derechos laborales, pidiendo se los reincorpore a sus tareas, o se efectivice el despido, con la correspondiente indemnización luego de ser “suspendidos”.

La lucha llevada adelante por estos trabajadores comienza luego de la suspensión en sus funciones, aduciendo la patronal, la recesión que sufren los países europeos a los cuales exportaba su producción.

Como argumento para no hacerse cargo de la situación la empresa alega que la relación laboral se encuentra extinguida por tratarse de trabajadores temporarios, y es aquí donde queda totalmente expuesta la impunidad de la cual gozan para realizar tal afirmación.

En una audiencia llevada a cabo ante el Sub Secretario de Trabajo, el Dr. Navas, abogado de la empresa, manifestó que la empresa: “no podía reincorporarlos ni indemnizarlos”, llegando a decir que: “Si la Subsecretaria quiere multarnos, que nos multe”.

Durante esta situación puntal (como seguramente sucede en otras tantas) es que la búsqueda de cómplices que consienten este tipo de actitudes empresariales, nos lleva a preguntarnos, ¿Cómo es posible que trabajadores que aportan una parte de su sueldo a gremios o sindicatos que debieran representarlos, son desamparados en un justo reclamo?

Tras el fracaso de la cuarta audiencia de conciliación se pasó a un cuarto intermedio, y ahí pasó a ser de vital importancia para lograr la reincorporación, en primer lugar la organización y valentía de obreros que lucharon firmemente por el reconocimiento de sus derechos (recordando que esta empresa, que lleva más de diez años emplazada en el Departamento San Martín, se caracterizó hasta ahora, por eludir compromisos con los asalariados, dilatando negociaciones y desconociendo relaciones laborales legítimas –Entiéndase, indemnizaciones, reconocimiento de antigüedad, categoría, etc.-). Y en segundo la solidaridad de clase de muchas organizaciones que marcharon junto a los trabajadores en varias ocasiones: la C.T.A Delegación San Juan, ADICUS, Delegados de AOT, C.C.C desocupados, la mesa federal de la C.C.C, Amas de Casa del País, CEPA, P.T.P y PCR, MST y Polo Obrero. 

 

QUINTA AUDIENCIA: Triunfo de los trabajadores

El conflicto que desde hacía 5 meses tenía en vilo a casi una veintena de trabajadores de Agrícola Taranto, tuvo al fin un desenlace alentador, ya que Gobierno y empresa debieron reconocer su justo reclamo, y reincorporarlos al trabajo.

Este suceso marca un importante precedente para los trabajadores vitivinícolas del departamento, y ya se han producido repercusiones, pues durante la presente temporada de poda, ningún productor (pequeño, mediano o grande) ha tomado cuadrillas de trabajadores “en negro”, esperando que de aquí en más, esta situación se mantenga, pues es la que corresponde.

 Queda al descubierto, una vez más, que este cambio en la vida del trabajador vitivinícola es producto de la impronta de la C.C.C San Martin (en la figura del compañero Alejandro Ganyitano) que permanentemente generara espacios de discusión y concientización sobre los derechos de los cuales son poseedores, desenmascarando las políticas empresariales, que con el aval del Estado, subestima la conciencia de la gente del lugar, etiquetándola de gente sin recursos intelectuales para reconocer ésta situación, sin acceso a la información, que brinde las herramientas para luchar por su reconocimiento, menoscabando su condición de obrero rural, y por si esto fuera poco, contando con la complicidad del Secretario General de SOEVA San Martín, Marcelo Godoy, que olvidando sus obligaciones morales y legales para con sus representados, elige defender los intereses de los empleadores.

Como ya lo habíamos mencionado, este conflicto será recordado por representar el primer revés en la disputa por reconocimientos laborales para esta empresa en el departamento, siendo inspiración para futuras luchas.

La organización y el empeño demostrado por estos obreros, en especial por la joven  dirigencia sindical, ponen de manifiesto que las generaciones más jóvenes, no están dispuestas a permitir más atropellos a la dignidad de los trabajadores.

Otro punto importante para la resolución favorable de esta lucha fue la intervención de la C.C.C, respaldada por más de 20 años de lucha por el reconocimiento de los derechos obreros en San Juan, y como ya es conocido el esfuerzo y activa participación de la Corriente de Abogados Mariano Moreno, en las personas de la Dra. Ana Noemí Pujovich y el Dr. Javier Alamino, personas honradas y comprometidas con la lucha sindical obrera.

En la audiencia del día 15 de Agosto, en la Subsecretaría de Trabajo, quedó rubricado el acuerdo por el cual todos los trabajadores fueron reincorporados a sus funciones, respetando su condición de empleados de la empresa.

Se ha demostrado una vez más, que dirigentes gremiales honestos y comprometidos, en conjunto con organizaciones que verdaderamente defienden y representan los intereses de la clase obrera, pueden lograr vencer a las corporaciones que denigran y desconocen los derechos y facultades de los trabajadores.


21 de mayo

San Martín

Avanzan los vitivinícolas en el reclamo de trabajo en blanco

En enero un grupo de 9 trabajadores vitivinícolas de la empresa ANEJOL S.A. que no estaban registrados, es decir, que trabajaban “en negro”,   consultaron angustiados a la CCC sobre el aberrante incumplimiento por parte de la patronal del CCT 154/91. “No queremos ser trabajadores en negro” – decían- “Cobramos $70 el día”, “Fuimos al sindicato y no obtuvimos respuesta”. Habían ido al sindicato a pedir resguardo y que se tomen medidas de manera que no queden expuestos ni individualizados los trabajadores, por no perder el trabajo. El sindicato se limitó a poner en conocimiento de manera verbal (y sin iniciar expediente) a la Subsecretaría de Trabajo, que ordenó una Inspección  realizada el 3 de febrero.  A 6 de los 9 trabajadores se los encontró trabajando y se pudo constatar la situación laboral real: antigüedad que oscilaba entre los 7 y 10 años, permanencia, falta de ropa de trabajo, no pago de S.A.C. ni vacaciones y lo más importante, verificó que eran trabajadores en negro. En cuanto a papeles, la empresa presentó documentación con firmas falsificadas, como si otorgara recibos de sueldo.

Esta situación debió poner en un lugar ventajoso a los trabajadores. Sin embargo, el sindicato traidor S.O.E.V.A. San Martín, dirigido por su secretario Marcelo Godoy, y la Subsecretaría de Trabajo se encargaron de sacarlos de este lugar de ventaja dilatando el conflicto en un momento clave de la producción vitivinícola, la época de la cosecha. El sindicato en este tiempo en vez de proteger los derechos de los trabajadores se ocupó de negociar una deuda de aportes sindicales que tenía la empresa ANEJOL S.A. con el mismo, y de darle tiempo a la patronal para que busque una “solución”, o sea, para que vea como “tapar los agujeros”. El día 12 de abril (terminada la cosecha) los trabajadores que habían sido parte del reclamo fueron suspendidos por el empleador.   El sindicato omitió la defensa de los trabajadores y dijo que no se puede obligar a la patronal a no despedir a los trabajadores, que para el derecho argentino es legal. Por supuesto que esto indignó a los trabajadores, quienes comparecieron junto a la CCC y sus abogados, ante la Subsecretaría de Trabajo a pedir explicaciones. Es en ese momento, casi 3 meses después de la Inspección, cuando se fija fecha para la primera audiencia.

Se presenta el propio Ramón Fernandez junto a su abogada apoderada Zulma B. Ortiz, dirigente del MODEIN, ex-intentdente del Dpto. Rawson, por la firma empleadora ANEJOL S.A., bodega que lanza al mercado los famosos vinos Fraternal. Perteneciente al Grupo Económico San Ramón, integrado por la familia Fernandez, según informa el Registro Público de Comercio.

Es en esta audiencia cuando los trabajadores son despedidos frente a su sindicato y el propio Subsecretario de Trabajo de la provincia, en un claro caso de despido discriminatorio por activismo sindical ocultado en la figura de un despido sin causa. El sindicato cómplice, y la falta de voluntad política de la Subsecretaría de Trabajo habilitaron las condiciones para este resultado, en vez de exigir continuidad laboral y trabajo registrado.

La firmeza de los planteos sindicales realizados por la CCC condicionó de manera definitiva la negociación a favor de los trabajadores, quienes obtuvieron una indemnización acorde a su antigüedad y condiciones reales de trabajo. Al ser reconocidos como trabajadores de la firma, se harán los aportes jubilatorios y podrán acceder al cobro del fondo de desempleo.

  El final del conflicto pone en evidencia la actitud pro-patronal del sindicato y ratifica lo que venimos sosteniendo: para el gobierno de Gioja no hay políticas para el trabajo digno, ni una política agraria que permita la industrialización de materias primas en vez de basarse sólo en la exportación de las mismas. Este gobierno es un atentado a los derechos del trabajador.



3 de febrero

1 de febrero: día del trabajador vitivinícola

En el marco del día del Trabajador Vitivinícola se llevó adelante una importante marcha de trabajadores rurales de distintos departamentos de la Provincia poniendo en evidencia que la realidad de los obreros rurales no ha cambiado. Los trabajadores en su mayoría están en negro, es decir, ganan menos del salario mínimo, vital y móvil, no tienen derecho a tener obra social, no se les reconoce la antigüedad, no cobran salario familiar, ni pueden jubilarse.

El gobierno dice que se está moviendo y está preocupado por esta realidad que pretende ocultar. Es cierto que sancionó una ley que cesa con la discriminación que han sufrido por mas de 30 años y que se han firmado convenios de corresponsabilidad gremial. Sin embargo, esto no ha transformado la realidad de los obreros.

Por todas estas cuestiones es que la marcha se dirigió a la Subsecretaría de Trabajo donde nos atendieron las nuevas Autoridades de todas las áreas. La reunión resultó positiva en cuanto se acordó articular acciones en pos del Trabajo digno. La CCC Obreros Rurales propuso a la Subsecretaría generar una Bolsa de Trabajo de Obreros Rurales, como ya lo ha hecho en otras oportunidades, y quedó abierto el diálogo para evaluar los mecanismos de implementación y coordinación con las oficinas de empleo de los municipios que dependen del Ministerio de la Nación.

Tras la visita a la Subsecretaría de Trabajo, nos dirigimos al ANSES reiterando el viejo pedido de no interrupción del cobro de la Asignación Universal de los trabajadores temporarios en blanco, ya que indirectamente atenta contra el trabajo registrado al poner al trabajador en la contradicción de que si trabaja en blanco, al darle de baja estará 60 días sin ningún tipo de ingreso. Nos atendieron muy atentamente también en este organismo, pero nos dieron una respuesta insólita: “No se puede hacer mucho, es una cuestión informática…” O sea, que esto pasa porque no le encuentran la vuelta al sistema para que opere con mayor celeridad. Sin embargo, si la encontraron para dar de baja de manera inmediata. Parece que se trata de otra maniobra k para utilizar los fondos de ANSES a su gusto y paladar. Por otro lado, se consultó sobre la implementación de la nueva edad jubilatoria diferencial a los 57 años, y nos contestaron que no están al tanto de que estuviera reglamentada aún.
 


3 de noviembre

Desenlace del Conflicto de Peñaflor

El pasado martes 25 de Octubre, se realizó la tercer audiencia en la Subsecretaria de Trabajo, a fin de resolver la situación de los trabajadores suspendidos de Peñaflor, quienes hace más de dos meses que se encuentran reclamando, con la angustia y desesperación que implica no tener como alimentar a sus familias. La empresa asistió a la misma sin ninguna propuesta clara pidiéndole al gobierno que decline la vía administrativa.

Esto condujo a que el día 27 de Octubre se realizara una nueva manifestación   en reclamo de soluciones, en la puerta de la bodega, con quema de gomas pero sin obstruir el paso de vehículos. Alrededor de las 9:30 hs. el Sr. Calderón, quien desempeña un cargo jerárquico en la administración de la firma, arremetió con el vehículo que conducía, sobre el compañero Elías García, quien en ese instante se encontraba distraído, a consecuencia terminó hospitalizado con lesiones en su pie izquierdo.

Este hecho genero una situación violenta por parte de los manifestantes y sus familias, teniendo que intervenir la seccional 19 del departamento San Martín. A raíz del estado público que tomo este hecho, inmediatamente, los trabajadores recibieron la solidaridad de la comunidad y el apoyo en repudio al accionar del Sr. Calderón.

 A medida que pasaban las horas los vecinos de la zona se acercaban, incrementando el número de manifestantes, los directivos de la empresa se vieron acorralados, producto de la presión social, a horas del mediodía delegaciones de otras organizaciones sociales y estudiantiles se preparaban para acompañar a los trabajadores, desde la ciudad Capital hacia el departamento San Martín.

La empresa debió mediar a través de la policía con los familiares de los trabajadores solicitando que ingrese una delegación, compuesta solamente por las mujeres de los trabajadores. A las 14 hs. ingreso esta delegación de 6 mujeres, esposas de los trabajadores, quienes ratificaron el pedido de reincorporación y el no cese de medias de protesta, si no se define cual es la situación de los trabajadores.

Por su parte la empresa manifestó que no reincorporaría bajo ningún concepto a los trabajadores, pero que los indemnizaría y les otorgaría “premios” económicos, con la excusa de darles tiempo a conseguir otra fuente laboral.

Ese mismo día en una asamblea realizada entre los trabajadores y sus familias, aceptaron la propuesta de la empresa.

Corresponsal

 

 



 

28 de octubre

Bloqueo de la planta de Peñaflor en la puntilla

A primera hora de la mañana del 21 de octubre, luego del fracaso en la audiencia y posterior acampe en la subsecretaria de trabajo, arranco un bloqueo en la puerta de la fábrica, impidiendo el ingreso y la salida de camiones.

El mismo estuvo encabezado por los trabajadores y sus familias, quienes resistieron durante 12 hs, e impidieron que salieran 40 camiones con destino a los puertos de buenos aires y chile.

Los obreros organizaron una olla popular, con donaciones de carne y verduras. Todo el día estuvieron acompañados por militantes de la CCC, la corriente de abogados mariano moreno, amas de casa del país, candidatos del frente opositor, del PTP-PCR, y amigos que solidariamente dieron su apoyo a los suspendidos.

La jornada se desarrolló de manera pacífica, pero generó gran malestar en la empresa ya que perdieron miles de pesos en este día, dado que el mosto no puede pasar muchas horas sin frio y el costo de los traslados están pagos, con tiempo estipulado.

Fue así que la empresa instrumentó a un chofer para que, con un camión, atropellara violentamente a los manifestantes que se encontraban en la puerta. Se vivieron momentos de mucha tensión, provocando la intervención del subcomisario local y por su intermedio la jueza de turno del departamento albardón.

La jueza argumentó que debía solicitar la intervención a gendarmería para levantar el bloqueo ya que los camiones transportan cargas internacionales. De esta manera persuadió a los manifestantes a levantar el bloqueo, y también influyo el inicio de la veda electoral y el pedido de los choferes que querían llegar a su lugar de origen a votar.

Por ello los trabajadores decidieron levantar el bloqueo a las 20:15, y retomar las medidas el lunes 24, en la víspera de la audiencia del día martes 25 en la subsecretaria de trabajo.

Empresa vengativa

Este no es un mero conflicto laboral sino que es un conflicto que incide socialmente en nuestro pueblo, teniendo en cuenta que Peñaflor es una empresa multimillonaria, con rentabilidad extraordinaria, que factura $1.300 millones por año, que produce 50 variedades de vino y que exporta a todo el mundo.

En este momento los trabajadores se encuentran suspendidos de hecho. La empresa no los llama a trabajar alegando que oportunamente lo hará al comienzo de la temporada del desbrote de la planta. La temporada ya comenzó y todos los trabajadores fueron llamados salvo el grupo denunciante que quedó marginado.

La empresa públicamente ha actuado como si el conflicto no existiera. Sus abogados en la subsecretaría de trabajo argumentan que no están en falta, porque tiene tiempo de llamar a los obreros temporarios hasta diciembre y según les sea conveniente a ellos. Tiene silenciada la prensa provincial, que con la excepción de algunos medios con periodistas valientes, no habla de la lucha en Peñaflor. El sindicato es un apéndice más del gerente de recursos humanos y trabaja para aislar a los obreros que luchan.

Esta situación deja en evidencia la manera perversa de actuar de la empresa, que castiga a los obreros por reclamar y a la vez pretende disciplinar al resto para que no se anime a más. En privado llama constantemente a los despedidos y le ofrece sumas de dinero, para abandonar la lucha.

Esto fortalece más a los trabajadores que están sorprendidos e indignados por el actual cínico de sus patrones, pero la realidad es que pasan los días, las deudas aumentan, y las necesidades de las familias son un punto en el que se apoyan quienes quieren quebrarlos.

Contradicciones en el gobierno

El conflicto comenzó con un reclamo laboral y hoy se encuentra direccionado a la persecución sindical de un grupo de obreros que asumieron el rol de un sindicato inexistente.

Por su parte el sub secretario de trabajo, salcedo garay, en principio sugirió que los obreros se consideraran despedidos y comenzaran a judicializar el conflicto, manifestando que ellos no tenían más para hacer. Además anunció una inspección que se prolongó cerca de dos semanas, para permitirle a la patronal regularizar algunos de los incumplimientos más groseros.

Lo positivo fue que a raíz de la denuncia presentada y de las medidas de acción directa tomadas por los trabajadores, el grupo económico arbitró el cumplimiento de varias normas de seguridad e higiene, e incorporó a un pequeño grupo de trabajadores a planta permanente. Esto fue balanceado positivamente por los compañeros que están adentro, ya que en un mes, con estos reclamos, han logrado más conquistas que en 15 años que lleva la conducción del sindicato.

El gobierno de Gioja, se vio presionado por el conflicto ya que la movilización le generó una propaganda negativa para su campaña, que pone centro en un San Juan pujante, sin conflictos y con trabajo. Pero por otro lado fue incapaz de accionar contra la empresa. En otros conflictos, con patronales mineras, textiles o del plástico, el giojismo se comportó igual o mejor que las direcciones sindicales, pero con Peñaflor la cosa fue distinta. “son muy poderosos”, “ningún juez les va a dar ganado este caso” se escuchó decir a varios funcionarios de la parte laboral.

No obstante algunas cosas jugaron a favor de los obreros en lucha, cuando el gobierno entró en contradicción con los gremios rurales que no quisieron firmar el convenio de corresponsabilidad gremial. Estos últimos pegaron el faltazo a un acto organizado por Gioja y las cámaras patronales, por lo que en represalia, esa semana la subsecretaría convocó a los dirigente de la CCC como representantes obreros con “más legitimidad” que los del sindicato.

La situación cambia día a día al ritmo de las internas en el gobierno, en el sindicato, y por presión de la lucha de los obreros. La próxima instancia de negociación es en la audiencia del 25 de octubre, donde la CCC y sus abogados esperan que la subsecretaría obligue a la empresa e reincorporar a los despedidos. 

Cronología de la lucha

El día 15 de septiembre de 2011 fue presentada por un grupo de compañeros de trabajo, una denuncia pluriindividual por incumplimiento de obligaciones laborales del empleador  ante la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia.

El día 27 de septiembre se celebró una audiencia de conciliación en la que la Subsecretaria, en ella el gobierno fue tibio, dilatando el conflicto y, sólo decidió realizar las inspecciones de higiene y seguridad laboral.

El día 3 de octubre comenzó la temporada del “verde”. Los trabajadores temporarios se presentaron pero esta vez, la empresa se negó a darle tareas a un grupo de 16 de estos 60 trabajadores, entre los cuales se encuentran los 8 trabajadores que firmaron la denuncia.

Tras esta negativa enviaron un telegrama laboral solicitando sea aclarada su situación laboral. La patronal respondió indicando que “se los llamará oportunamente”.

El día 13 de octubre, se presentan nuevamente ante la sub secretaría de trabajo, solicitando información acerca de las actuaciones de la mencionada subsecretaría y poniéndolos en conocimiento de la discriminación que están sufriendo. La autoridad laboral resolvió nuevamente ordenar las inspecciones que no habían sido realizadas, y fijar una nueva audiencia de conciliación para el día 19 de octubre a

17 de octubre, la inspección laboral concurre a la administración de la empresa pero no le permiten el ingreso.

El 19 de octubre la audiencia fracasó porque la patronal no se presentó. Los obreros despedidos montaron un campamento en la puerta de la subsecretaria, pasaron la noche allí hasta que nuevamente fueron recibidos y se fijó una nueva audiencia para el día 25 de octubre.

El 20 de octubre los obreros, con la solidaridad de familiares y el movimiento de desocupados, bloquearon por 12 horas el ingreso a la bodega. El piquete puso muy nervioso a la patronal que respondió con amenazas personales a los dirigentes. 

 


13 de octubre

Lucha de los temporarios de Peñaflor

Acampe en la puerta de la Bodega

Los obreros suspendidos por Peñaflor, están realizando desde el lunes, un acampe en la puerta de la bodega de la puntilla, en San Martín. Ese día debían incorporarse a trabajar en la temporada del Verde, pero fueron discriminados por la empresa, ya que entraron más de 50 trabajadores, pero no ellos.

No hay otra explicación que no sea una represalia por parte de la empresa, por ser los autores de una nota, donde reclamaron por las condiciones laborales, y las irregularidades en su contratación.

“Es una represalia por plantear lo que es justo” comentó uno de los compañeros despedidos en el acampe. “Hicimos lo que no hicieron padres, ni nuestros abuelos. Ya estamos cansados, ellos ganan una fortuna gracias a nosotros. No queremos seguir igual”. Este nuevo espíritu combativo que se ha despertado entre los trabajadores vitivinícolas es lo que quiere castigar el gerente Carracedo, por eso no incorpora al trabajo temporario a los 7 dirigentes de los contratados.

Por si fuera poco, con la complicidad de una dirigencia sindical invertebrada, están “tocando” a todo el entorno de los compañeros para aislarlos. Ofrecen sumas de dinero importantes a los que firmen una renuncia y abandonen la lucha. Por eso la pulseada es fuerte, y la empresa juega a todo para quebrar a los trabajadores.

“Nosotros queremos ganar, queremos entrar a trabajar”, es la convicción que tienen los compañeros en esta lucha, en la que están acompañados por sus familiares, amigos y militantes de la CCC del departamento San Martín. La esposa de uno de los suspendidos, nos dijo “ellos nos quieren cansar, pero a nosotros nos gusta venir” en relación al campamento que han montado en la puerta de la bodega.

Esta lucha es importante para todos los obreros vitivinícolas, y ya ha dado sus frutos por según cuentan los que si entraron “ahora gracias a esto en la finca ese trabaja mejor, nos dan todo y nos tratan mejor”.

Pero para que esta lucha triunfe y los obreros combativos sean reincorporados, es necesario que cuente con la solidaridad de todas las fuerzas populares, clasistas y antiimperialista. Sostener el acampe es vital para que el reclamo no caiga, con todo tipo de ayudas y la presencia es muy importante.
 


6 de octubre

 

Cambios en las formas de relación en el campo

Con motivo del desarrollo en las últimas semanas del conflicto de los obreros temporarios de la firma vitivinícola “Peñaflor” (actualmente en manos del grupo Bemberg), es interesante remarcar la manifestación de algunos cambios producidos en las forma de relación obrero-patronal en los últimos 20 años. Con más acierto deberíamos decir: cambios y conservación en las formas de relación en el marco de relaciones de producción predominantemente capitalistas. Y cómo los vínculos y significados de estas relaciones emergentes impregnan y se manifiestan en la vida diaria de los habitantes del Departamento San Martín. Localidad de la provincia que tiene base agrícola con predominio de los grandes fundos y el monopolio bodeguero.

Lo primero que tuvimos oportunidad de observar en el desarrollo de la lucha, que no ha acabado, es que: una cantidad creciente de compañeros asalariados productivos se manifiestan más vehementemente contra las injusticias e incumplimientos de la patronal; son más contestatarios y combativos al momento de expresar su bronca; no aceptan sumisamente los recibos de sueldos y manifiestan a ‘viva voz’ sus derechos expresados, en los convenios colectivos y los firmados bilateralmente entre el sindicato y la patronal. Además, a viva voz los compañeros expresan la necesidad de reunirse en asambleas y peticionar en conjunto y, algunos, en forma individual, manifiestan su bronca expresando que tomaran medidas en formas directas, como encadenarse a las puertas de la fábrica, si no es resuelto su trabajo, etc. Además en lo que hay coincidencia plena es en que el sindicato no los representa gremialmente, manifiestan que se ha convertido, solamente, en una boca de expendio de la obra social, y medio de pasar cómodo de los burócratas sindicales.

En su mayoría, los compañeros que se manifiestan de esta manera son jóvenes que oscilan entre 25 y 35 años. Son una nueva generación que no vivió conscientemente la dictadura; que creció con la ‘democracia’ del alfonsinismo, el menemismo, etc. que los impactó el problema de la entrega y desocupación menemista; el hambre y el problema de la deuda externa con De la Rúa; que la impresionó las manifestaciones populares del ‘santigueñazo, el argentinazo, etc. y que hoy viven un crecimiento económico de la Argentina con precarización laboral, desocupación, en el marco de este desarrollo económico ‘con viento de cola’, muchos trabajadores para vivir, deben recurrir trabajar en negro o a conseguir un subsidio, y observa que para conseguirlo deben ‘agradecer’ indignamente a cuanto político del sistema se los ofrece, agradecimiento que se manifiesta en votos en las elecciones.

Por otro lado se han producido cambios en la propiedad de las empresas que han dominado el escenario del Departamento y de la Provincia. En el caso concreto que nos ocupamos en este artículo debemos aclarar la empresa Peñaflor fue fundada por inmigrantes italianos-los Pulenta- que hicieron mucha fortuna por su habilidad para los negocios y el esfuerzo de los trabajadores agrícolas. La misma, que tuvo una larga historia de desarrollo en la provincia, se presentó desde el inicio como una empresa familiar. De esta manera la empresa consideró a los trabajadores agrícolas como parte de una gran ‘familia’, como parte de sus medios de trabajo y sus propiedades. Esta forma de relación empresarial ha sido gravitante en la provincia y por lo tanto extendida a otras firmas. Se ha manifestado en el hecho de que en la mayoría de las fincas, los capataces vivían en la propiedad del patrón y, sí por su extensión poseía otras viviendas, eran habitadas por obreros. El ocupar los obreros la casa del patrón, los hacía deudores de una serie de favores y muchas veces quedaban a disposición de los caprichos del terrateniente para realizar trabajos extras los días sábados y domingos, prolongando así su jornada de trabajo, en condiciones semi-serviles. En estos casos es muy común el trabajo a destajo (denominados "tarea"), por el cual se le paga al obrero como si trabajara por día. Si bien la explotación de esta manera no tuvo límites se atenuaba en la consciencia obrera por los hechos de ser origen nacional y con presencia visibles.

Durante el proceso menemista de ‘apertura’ al mercado capitalista mundial, con la entrada de grande capitales al país, nuevas tecnologías en la producción y comercialización, obligaron a la familia Pulenta, principal accionaria de la ‘firma Peñaflor’ a vender la empresa a grupos extranjeros. Actualmente esta firma, luego de varios cambios, ha pasado a estar bajo el control del grupo Bemberg, al cual nos hemos referido en el protagonismo 505.

Estos cambios de dueños de la empresa, han producido nuevas formas de la relación obrero-patronal. Esto que aseveramos se manifiesta también en otras empresas que surgieron luego de la aplicación de la Ley nacional 22.973 en la provincia, que permitía el proceso de diferimientos pagos impositivos, así han surgido empresas como Taranto que produce para el mercado internacional.

Para graficar las diferencias que se han producido por los cambios en la estructura empresarial transcribimos algunas expresiones de un compañero mayor en edad para referirse a los nuevos dueños de Peñaflor: “conozco solo al capataz o encargado de la finca, nunca vi a un patrón. Recién cuando nos convocaron a ‘negociar’ en la Subsecretaría del Trabajo, conocí al gerente Carracedo que vino de Mendoza, el cual demostró un profundo desconocimiento de los problemas, ya que en 14 años había venido contadas veces. A continuación el compañero agregó: “cuando la finca era propiedad de los Pulenta, al patrón te lo encontrabas al lado tuyo, en la melga, cuando podabas las cepas.

Con los cambios arriba mencionados, la relación obrero-patronal ha devenido en más impersonal. Este proceso en el campo y en la bodega ha generado a los obreros agrícolas un avance en consciencia clasista. Les ha permitido a estos últimos comprender que las formas de relación a las que se hallaban atados sus padres y abuelos no tienen nada que ver con una relación familiar; que las patronales han utilizado esas creencias para aumentar la explotación de los obreros y acallar cualquier manifestación de protesta. A la misma vez que la relación más fría con la nueva patronal les hace tomar consciencia del objetivo principal de los capitalistas: la consecución de la máxima ganancia mediante la explotación despiadada, tratando de utilizar las mismas creencias y debilidades de los obreros como sus anteriores patrones.

Este proceso de cambio también se verifica en forma creciente en el seno del pueblo. Ayudan a su desarrollo los avances políticos, económicos, sociales, educativos, tecnológicos, etc. que se han conseguido con la lucha los sectores populares. El hambre y la desocupación de los últimos 15 años han dejados muchas enseñanzas en el pueblo. La participación de las mujeres en las luchas y manifestaciones por la obtención de comida, la salud y la educación de los hijos, han marcado la conciencia de los jóvenes que de una u otra forma se manifiestan en las luchas actuales.

Pero debemos tener en cuenta que estas manifestaciones de cambio son emergentes, que todavía no son mayoría, que quedan resabios de formas de pensar atrasadas en el seno de pueblo y, que no son sólo patrimonio de los más viejos o de las mujeres, sino que son formas de pensar que se manifiestan en todos los segmentos etarios de la población.

Esto último debemos tenerlo muy en cuenta cuando se desarrollan luchas sindicales, como la de referencia. Si queremos triunfar en la lucha, se debe integrar a la misma a todos los sectores, para que las patronales no nos la aíslen, aprovechando la contradicciones existentes en el seno del pueblo. Incluso debemos integrar y comprometer al poder político- intendentes, concejales, etc.- de la zona si son permeables a las reivindicaciones de los que luchan, y en el caso que no lo sean, para aprovechar sus contradicciones con sectores populares y desenmascarar sus actitudes demagógicas.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que en la sociedad todas las contradicciones están interrelacionadas, y debemos manejarlas con capacidad política. Es decir elevándolas adecuadamente al plano de la política y dando soluciones integrales, que sumen a otros sectores: los productores, comerciantes, profesionales, etc. afectado por las políticas de los monopolios, como es el caso de los Bemberg (dueños actuales de la empresa peñaflor). Aprovechar las contradicciones que la empresa monopólica tiene con los viñateros productores que no tienen rentabilidad, dado que los precios que la misma paga por sus productos, son exiguos.

Es clave que los compañeros obreros más avanzados comprendan que, además de luchar por la recuperación de la organización gremial, deben avanzar en el desarrollo de una corriente clasista, y fundamentalmente en la incorporación al Partido Político de Proletariado que es el PCR, y ayudar a la creación del PTP, que deben convertirlo en el núcleo de un gran Frente Popular en la Provincia, que avance en garantizar las conquistas sociales que el pueblo ha obtenido en los últimos años con su lucha, desenmascarando derrotando el proyecto kirchnerista y giojista de la 2ª reconstrucción dado que no son garantía para enfrentar la gran crisis mundial que nos acosa.



28 de septiembre

Audiencia de conciliación por el conflicto de los trabajadores de Peñaflor

 

El pasado martes 27 se llevó a cabo en la Subsecretaría de Trabajo provincial  la audiencia conciliatoria entre directivos de la empresa Peñaflor S.A. y  trabajadores pertenecientes a la misma. La audiencia contó con la presencia de directivos de la firma, representantes del sindicato SOEVA y FOEVA, un grupo de trabajadores denunciantes, dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa junto a sus abogados.

Cabe aclarar que la denuncia fue presentada por trabajadores nucleados en la CCC con el patrocinio de un equipo de abogados pertenecientes a la organización, el Sindicato solo fue invitado de manera formal por la Sub Secretaría de Trabajo. Al iniciarse las negociaciones el representante de SOEVA Caucete y FOEVA, el Sr. Ozán manifestó sus quejas al Sub Secretario de Trabajo por “las cosas que había escuchado en la radio” sobre el Sindicato por parte de los trabajadores, seguidamente el flamante secretario general de SOEVA San Martín Marcelo Godoy expresó su descontento con el reclamo y su posición en favor de la empresa, también sintetizó. “ustedes firmaron eso”, “quiere decir que estuvieron de acuerdo”. Por su parte los trabajadores y los abogados patrocinantes ratificaron la denuncia y los incumplimientos laborales, fundamentalmente: registración defectuosa, teniendo en cuenta que son permanentes y no temporarios como pretende hacer ver la empresa, circunstancia que repercute fundamentalmente en la antigüedad, también denunciaron los “aprietes de la empresa” para cesar en el reclamo y la censura sufrida en una radio local por manifestarse en contra de Peñaflor.

 Los representantes del grupo económico se limitaron a negar los incumplimientos y sostener el carácter de “temporarios” de obreros que trabajan 11 meses al año, en algunos casos desde hace 14 años. Por su parte el Sub Secretario de Trabajo con una gran cintura política se limitó a ordenar una inspección para el día jueves, comunicándolo increíblemente a viva voz a el Gerente, “El Jueves andamos por allá” manifestó sin siquiera ruborizarse. Con respecto al problema del encuadramiento contractual de los trabajadores la respuesta del funcionario fue “es una cuestión jurídica que habrá que plantear ante un Juez Laboral”.

Ninguna respuesta, ni siquiera un tirón de orejas para la tribuna por parte de los defensores de los trabajadores, en la audiencia se plasmó el poderío del principal exportador y productor de vinos de nuestro país y unos de los 7 más importante del mundo, un Sindicato de lo peor, quebrado, entregado, traidor a sus representados, los trabajadores  y un gobierno provincial fiel a su política de crear puestos de trabajo sin importar las condiciones laborales, al sólo efecto de permitirle a la gente sobrevivir y reducir el número en la estadística de la desocupación.

Contra todo eso se enfrentaron un grupo de trabajadores con sus convicciones intactas y dispuestos a pelear hasta las últimas consecuencias. Esto recién comienza, es sólo la punta del ovillo, mientras tanto la empresa invitó a los trabajadores a retomar sus actividades el día viernes, este no es un tema menor, en el camino del entendimiento de que la lucha es la manera de conseguir las conquistas laborales.
 


15 de septiembre

Los trabajadores de Peñaflor dijeron basta

Piden pase a planta permanente para los contratados

Los obreros rurales de la Bodega y de los viñedos de PEÑAFLOR del Departamento de San Martín, están cansados de las injustas condiciones en las que trabajan, y ante los reiterados incumplimientos de la patronal han decidido ponerse de pie y reclamar lo que les corresponde, nada más y nada menos que condiciones dignas de trabajo. Son obreros  que laboran  todos los meses del año desde hace varios año, y sin embargo son tratados como temporarios o tienen contratos precarios. Algunos  tienen 14 años de antigüedad en la firma, y la mayoría son empleados tanto de la finca PEÑAVID S.A. como de la bodega PEÑAFLOR, ambas integrantes del mismo grupo económico llamado PEÑAFLOR S.A. con domicilio social en Buenos Aires. “Nos vemos cercenados en nuestros derechos como trabajadores” comentan, y de este modo, una firma extranjera con gran poder económico y excelente rentabilidad no aporta en la Provincia que le permite existir ni siquiera puestos de trabajo digno y genuino para los obreros. Y esto ocurre desde el inicio de la relación laboral, cuando tienen que firmar el contrato y lo hacen sin conocer sus términos (la mayoría son trabajadores contratados).  La patronal, conociendo la necesidad de trabajar que tiene la comunidad de San Martín, les “negocia” el puesto de trabajo a cambio de no leer el contrato y de no entregarles una copia, lo cual obviamente redunda en perjuicio de los trabajadores que desconocen cuáles son sus derechos y se encuentran sumidos en la preocupación y el “miedo” de quedarse sin trabajo, ya que ante los reclamos verbales que han realizado, no sólo no les  informan sino que además los amenazan diciendo que hay muchos trabajadores que están esperando ocupar un puesto en la empresa y que no quieren personal que haga “lío”, así llaman a la conducta de quien sólo quiere trabajar en condiciones justas.  Con respecto a la fecha de alta, a los trabajadores de la Bodega no se les reconoce la verdadera fecha de ingreso, sino que la misma es modificada cada vez que hay una nueva contratación, por lo que no se computa la antigüedad. En la mayoría de los casos no está declarada la verdadera categoría, ya que quienes trabajan en la finca cumpliendo tareas de obrero especializado, como ser poda, anchada, fumigación no figuran en la categoría que les corresponde de obrero especializado sino en la de obrero común,  cobrando como tales; o el caso de quien cumple tareas de tractorista y aparece en el recibo de sueldo en la categoría de obrero común. Muchas veces se trabaja en condiciones de explotación,  las tareas que debe realizar el operario son de gran exigencia física y en algunos casos de mucha carga horaria, como cuando se le da a dos trabajadores la tarea de limpiar con anchada acequias de 1100 m., o atar 1000 cepas en un jornal, o podar 240 cepas a cada uno, u 8 melgas (de 150 m aproximadamente) para anchada, o echar en las cepas 13 bolsas de 50 kg cada una de fertilizante con una latita de picadillo entre dos trabajadores, o en la época de trabajo en la bodega, quienes descargan camiones de uva al inicio de la época de descarga  tienen jornadas de 24 hs quedando extenuados y luego tienen que volver al día siguiente sin tener el tiempo suficiente entre jornada y jornada para descansar, entre otros ejemplos. Todas estas tareas son llevadas a cabo sin las condiciones adecuadas de higiene y seguridad, en cuanto no hay un baño en la zona de las cepas, sino sólo en las oficinas y un baño de uso exclusivo de quienes echan herbicidas, que tiene llave. Tampoco se les provee de agua potable sino que cada trabajador debe arreglárselas llevando botellas de su casa, ya que sólo hay agua corriente en las oficinas y están lejos del lugar de trabajo, por lo que “perdemos mucho tiempo” en ir al baño o a buscar agua y “tenemos que sacar el día”, comentan. También sucede que “nos paran cuando quieren” hasta nuevo aviso, sin cumplir con las notificaciones de ley e intempestivamente de un día para el otro sin pagarnos  remuneración durante el período no laborado efectivamente. Lo mismo pasa cuando no asisten al trabajo por razones de enfermedad, aunque notifican la enfermedad en tiempo y forma “no nos abonan el sueldo, sólo nos guardan el puesto”, es el relato de los trabajadores. También son menoscabados en sus derechos sindicales, en cuanto las elecciones de delegados se realizan en la empresa en tiempos en que la mayoría de los trabajadores están parados, por lo que sólo los trabajadores que gozan de estabilidad y son permanentes pueden ejercer el derecho de elegir quien los representará ante el sindicato y la patronal, lo que resulta grave, injusto y discriminatorio. Además, la patronal acordó con los obreros precarizados, representados en esa oportunidad por el delegado Sr. Marcelo Godoy, empleado de la firma Peñavid S.A., hoy secretario general de S.O.E.V.A. San Martín, que los obreros contratados serían gradualmente  incorporados a la modalidad de obreros permanentes durante los años 2011 y 2012 para lograr que 60 obreros queden efectivos. Esto ha sido incumplido por la patronal.

Es importante mencionar el maltrato a que se exponen a diario, ya que reciben permanentemente insultos y gritos de parte del Capataz y el Supervisor. Tampoco cumple el empleador con entregar la ropa de trabajo ni en la Finca ni en la Bodega según los CCT aplicables; y con respecto a las medidas de seguridad, también son incumplidos, ya que a quienes echan fertilizantes les entregan impermeables de lluvia y máscara de polvo en algunos casos y sólo barbijo en otros, entre otros casos.

Aparentemente, la patronal retiene los aportes que debe hacer a la A.N.SE.S., ya que en algunos casos las esposas de los trabajadores han cobrado la asignación universal por hijo, y esto no hubiera sido posible si figurara activo el empleado cobrando salario familiar. Los trabajadores están realizando las averiguaciones correspondientes.

Además de esta realidad tremenda que viven los trabajadores a diario, el viernes 2 de septiembre “los pararon a todos hasta nuevo aviso”. Esto los terminó de enfurecer, ya que todavía falta para que termine la poda y está por empezar el brote, por lo que resultó sorpresivo e inesperado. Sin embargo, sirvió para que dijeran ¡Basta! Y en este momento se están organizando y resolviendo las acciones a seguir: la primera fue enviar Telegramas Laborales para que se les aclare su situación laboral, pero también presentarán una denuncia a la subsecretaría de trabajo y planean un corte de calle en estos días.

 Corresponsal

Para que el pueblo llegue al Congreso AGÜERO Diputado Nacional  
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
Ahora con la Izquierda AGÜERO Diputado Nacional  
 
 
Alberto Aguero Presidente del PTP San Juan  
 
 
Por una salida popular a la crisis Afiliate al PTP-PCR  
 
 
Escucha el Jornalero  
  Todos los Sabados de 8 a 10 hs.
Radio de los Municipales 99.3
Telefonos 4221890 155023175
fmdelosmunicipales.com.ar
 
Hoy habia 63358 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
45 años junto al pueblo luchando por la revolución